arqueología mexicana
Cholula
La ciudad sagrada

ÍNDICE 115  
Cholula, la Roma de Mesoamérica El Manuscrito del aperreamiento
Excavaciones en la Gran Pirámide de Cholula (1931-1970) Excavando en las calles de Cholula
Subestructuras de la Gran Pirámide de Cholula

ARQUEOLOGÍA: La navegación lacustre

El Patio de los Altares en la Gran Pirámide de Cholula El jaguar mexica de la calle Emiliano Zapata
Así era la Gran Plaza de Tollan-Cholollan Ámbar. La vida inmóvil
El estilo Mixteca-Puebla y la cerámica de Cholula

MENTIRAS Y VERDADES: ¿Fue traidora la Malinche?

El estilo nahua-mixteca de Cholula DOCUMENTO: Códice Florentino
Códice de Cholula CUENTO: El bastón

Cholula, la Roma de Mesoamérica
Eduardo Merlo Juárez


(detalle) En el Códice Vaticano A se dibujó el huey teocalli; aunque lo llamaban Tlachihualtépec bien pudo ser el que estaba dedicado a Yacatecuhtli-Quetzalcóatl. Códice Vaticano A, f. 10v.
Reprografía: Oliver Santana / Raíces

La ciudad sagrada de Cholula enseñoreaba una extensa región de Mesoamérica que la reconocía como meta obligada de peregrinación. Esa calidad se reflejaba en la grandeza y esplendor de sus templos, palacios y edificios cívicos. Los conquistadores se admiraron de su tamaño y calidad, superiores a la de algunas ciudades europeas.

La emoción que causó a los conquistadores europeos la gran ciudad de Cholula quedó plasmada en los comentarios que los testigos directos de este acontecimiento nos dejaron; el propio Cortés escribió al rey en 1522: “Esta ciudad de Churultecal está asentada en un llano, y tiene hasta veinte mil casas dentro, en el cuerpo de la ciudad, y tiene de arrabales otras tantas. Es señorío por sí y tiene sus términos conocidos; no obedece a señor ninguno...” (Cortés, 1969, p. 37).
Desde el santuario de Nuestra Señora de los Remedios, construido en la cima de la antiquísima pirámide –la mayor del mundo–, que es realmente lo que une a las dos poblaciones herederas de la riqueza cultural, que hoy se llaman San Pedro y San Andrés, uno puede imaginarse sin dificultad esa grandeza y extensión. Si a simple vista el extremeño calcula en total 40 000 casas, entonces estaríamos hablando de más de 100 000 habitantes. Sigue diciendo: “Esta ciudad es muy fértil de labranzas porque tiene mucha tierra y se riega la más parte de ella, y aun es la ciudad más hermosa de fuera que hay en España, porque es muy torreada y llana, y certifico a vuestra alteza que yo conté desde una mezquita cuatrocientos treinta y tantas torres en la dicha ciudad, y todas son de mezquitas” (ibid.). Ciertamente fue una ciudad “muy torreada”, porque teniendo sus palacios y casas únicamente un nivel, permitían admirar los basamentos piramidales que no debieron ser de gran altura, pero sí para apreciarse desde esa eminencia.

otros relatos del siglo xvi
Por su parte, el soldado veraz, Bernal Díaz, se expresa con la misma admiración de la ciudad y ratifica:

Tenía aquella ciudad en aquel tiempo tantas torres muy altas, que eran cúes y adoratorios donde estaban sus ídolos, especial el cú mayor, era de más altor que el de México... y tenía otros patios para el servicio de los cúes. Según entendimos, había allí un ídolo muy grande, el nombre de él no me acuerdo; más entre ellos se tenía gran devoción y venían de muchas partes a sacrificarle y a tener como a manera de novenas, y le presentaban de las haciendas que tenían. Acuérdome, cuando en aquella ciudad entramos, que desde que vimos tan altas torres y blanquear, nos pareció el propio Valladolid (Díaz del Castillo, 1979, vol. I, p. 164).

 

TEXTO COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA

_________________________
Eduardo Merlo Juárez. Investigador del INAH, egresado de la ENAH y de la UNAM. Actualmente es coordinador de arqueología en el Centro INAH Puebla. Es cronista oficial de Cholula




Inicio . Ediciones anteriores . Número Vigente . Especial Vigente . Próximo Número . Suscríbete . Banco imágenes . Contáctanos
Quiénes somos . Otros productos . Anúnciate . Bolsa de Trabajo . Enlaces
©1993 Copyright Editorial Raíces S.A. de C.V.