arqueología mexicana
LOS TLATOANIS MEXICAS
La construcción de un imperio

ÍNDICE 40    
Los Tlatoanis mexicas Itzcóatl Ahuítzotl
Acamapichtli Moctezuma Ilhuicamina Moctezuma Xocoyotzin
Huitzilíhuitl Axayácatl Cuitláhuac
Chimalpopoca Tízoc Cuauhtémoc

Los Tlatoanis mexicas

Palenque, Chiapas
Humberto Limón, Grandiosos escultores (fragmento), 1975, óleo sobre lienzo.
Colección Museo Soumaya / Fundación Carlos Slim. Ciudad de México.

foto: javier hinojosa

Para la época de la llegada de los españoles a México, una entidad política sobresalía por su vigor y su poder sobre el resto de las que conformaban el amplio y variado mosaico cultural mesoamericano. Se trataba de los mexicas, los que para entonces habían pasado, en el curso de poco más o menos 350 años, de ser un grupo errante y sujeto a diversos poderes regionales a convertirse en una compleja sociedad y cabeza de un vasto imperio. Aunque esta hegemonía la compartían formalmente con un par de ciudades aliadas, Tlacopan y Tetzcoco, en la práctica la política la dictaba el señor de Tenochtitlan y reservaba para sí y para la ciudad los mayores beneficios.
Al frente de los destinos de la hueitlatocáyotl (“gran Estado”, miembro de una coalición como lo era la Triple Alianza) de Tenochtitlan se encontraba Moctezuma Xocoyotzin, el noveno en una línea de sucesión, un linaje propiamente dicho, que había empezado siglo y medio atrás con el ascenso al trono de Acamapichtli.
Moctezuma Xocoyotzin y sus antecesores ostentaban el título de tlatoani, “el que gobierna”, cuyo plural es tlatoque (también se utiliza tlatoanis como plural). Se trataba del máximo cargo en la jerarquía política, al que sólo tenían derecho aquellos que eran descendientes del primer tlatoani; todos fueron hijos, nietos o bisnietos de Acamapichtli. Además de esta pertenencia al linaje, eran condiciones para aspirar al trono poseer, en opinión de un Consejo formado por otros miembros de la nobleza, las cualidades necesarias para ejercer con prudencia y eficacia el poder. A la muerte de cada tlatoani, el Consejo se reunía y elegía a su sucesor. Cabe señalar que es muy probable que en esos concilios se dieran pugnas entre distintos grupos por promover a quien mejor convenía a sus intereses, pero no existe evidencia de que una vez tomada la decisión alguien se opusiera o pusiera en tela de juicio el actuar del investido con el máximo rango. Aunque por lo menos en un caso, el de Tízoc, el fin de su reinado parece haber sido causa de una conspiración que condujo a su muerte, este derrocamiento tácito no se hizo de manera directa. Sólo las circunstancias totalmente novedosas que se dieron en el marco de la llegada de los españoles pudieron dar lugar a demostraciones públicas de descontento por las acciones de Moctezuma Xocoyotzin.

Sobre esta edición
Presentamos aquí a los gobernantes mexicas, desde Acamapichtli –el primero al que no sólo los propios habitantes de Tenochtitlan conceden esa jerarquía sino que cuenta con la anuencia de las ciudades hegemónicas de ese momento– hasta Cuauhtémoc, el último en ejercer el cargo, ya en plena conquista española. Se incluye en cada caso su genealogía y un recuento de los principales hechos de su gobierno. Cabe señalar que las fechas indicadas bajo el nombre de cada tlatoani corresponden a los años en que reinaron; en la medida que las fechas de nacimiento son inciertas, en muchos de los casos señalamos la fecha aproximada en la sección correspondiente a la genealogía. Se presentan asimismo para cada uno (con excepción de Cuitláhuac y Cuauhtémoc, cuyos mandatos ocurren en tiempos en la que la mayoría de los acontecimientos suceden en Tenochtitlan) mapas con la ubicación de los pueblos conquistados en el transcurso de las campañas militares que, al final de cuentas, eran la motivación principal de estos señores.
Como pocos temas, el de los tlatoque mexicas es uno que excede el espacio disponible en Arqueología Mexicana; quedan en el tintero la explicación detallada de la organización de la sociedad, de las obligaciones y derechos de sus gobernantes, de la vida en la corte, de los modos de hacer la guerra, de los ritos, de las maneras de impartir justicia, de la relación de la estructura económica con la clase gobernante, de las ceremonias de investidura y de las funerarias, entre muchos otros temas. Invitamos a nuestros lectores a la consulta de algunos de la multitud de títulos que existen al respecto.

 

Texto completo en la edición impresa







Inicio . Ediciones anteriores . Número Vigente . Especial Vigente . Próximo Número . Suscríbete . Banco imágenes . Contáctanos
Quiénes somos . Otros productos . Anúnciate . Bolsa de Trabajo . Enlaces
©1993 Copyright Editorial Raíces S.A. de C.V.